TEMAS

Ventajas de tener un seguro para tu mascota

seguros para perros en estados unidos dr marta vet

Los avances modernos en tecnología y procedimientos médicos veterinarios, como diálisis, cardiología intervencionista, quimioterapia, tomografías computarizadas y estudios de resonancia magnética, entre otros, han llevado a un aumento en el costo del cuidado médico para mascotas. La expectativa de que el costo de estos sofisticados procedimientos y equipos debe ser menor que en la medicina humana porque “solo son animales” no es correcta. Con este aumento en la sofisticación de la medicina veterinaria, también vemos un aumento en el éxito de los tratamientos y en la esperanza de vida de nuestras mascotas.

El costo del cuidado preventivo, como los exámenes anuales, las vacunas y la evaluación de parásitos intestinales, es un costo bajo y fijo que puede planificarse con anticipación. Lo que puede ser difícil de costear son las condiciones médicas inesperadas que las mascotas desarrollan a lo largo de sus vidas, como accidentes, enfermedad del riñón, pancreatitis, cáncer y muchas otras. En esos casos es cuando debemos considerar un seguro de salud para mascotas; solo para condiciones médicas catastróficas e inesperadas. El seguro de salud para mascotas no está diseñado para ahorrar dinero con el cuidado preventivo de rutina, como muchos piensan, ya que en ese caso podríamos encontrarnos pagando primas mensuales que son más altas que el beneficio financiero que esperamos obtener con un seguro.

Los planes de seguro de salud de mascotas tienen muchas ventajas en comparación con los seguros de salud para humanos. Los dueños de mascotas pueden elegir cualquier especialista veterinario o especialista certificado de su gusto en cualquier parte del país. No están limitados a una red de proveedores. Además, la compañía de seguros no dicta los tratamientos médicos que el veterinario debe seguir con cada paciente. Y por último, las reclamaciones se pagan mucho más rápido.

Cuando estés listo para obtener un seguro para tu mascota debes hacer algunas investigaciones. No cometas el error de simplemente elegir el seguro con las primas mensuales más bajas. El costo de las primas depende de algunos factores que no puedes controlar (por ejemplo, raza/edad de la mascota y el área geográfica donde vives) y de otros factores que sí puedes controlar, como la cantidad de cobertura que deseas y el deducible. Escoge un plan de seguro para mascotas teniendo en cuenta las necesidades médicas potenciales de tu mascota en un futuro, por ejemplo el costo de una gastrostomía de emergencia si sabes que tu perro o gato tiende a morder y tragar objetos, o el costo de la cirugía ortopédica para reparar fracturas si tu mascota tiende a escapar debajo de la cerca, pudiendo ser atropellada por un automóvil. Siempre solicita la lista de condiciones no cubiertas por el plan de seguro. Finalmente NO confundas un “plan de bienestar” ofrecido por un establecimiento veterinario con un plan de seguro. Estos “planes de bienestar” son únicamente para el cuidado preventivo de rutina (por ejemplo vacunas, examen de parásitos intestinales, limpiezas dentales, etc.) y te obligan a obtener todos los servicios médicos de rutina dentro de ese centro u hospital corporativo en particular. Otra desventaja de los “planes de bienestar” es que ofrecen un plan de cuidado preventivo que es estándar para cada animal (por ejemplo, ofrecen el mismo protocolo de vacunas para todos los pacientes) sin tomar en consideración las necesidades específicas requeridas por cada paciente.

Si puedes costear fácilmente los tratamientos para las condiciones médicas inesperadas de tu mascota, entonces un plan de seguro no es necesario para ti. Sin embargo, si eres como la mayoría de los dueños de mascotas y necesitas ayuda financiera para pagar la sofisticada atención médica del siglo 21, entonces es necesario un plan de seguro adecuado. Si el compromiso de pagar una prima mensual de un plan de salud para mascotas es difícil para ti, entonces considera otras opciones. Hoy en día puedes financiar el costo del tratamiento médico a través de programas de financiamiento diseñados para la medicina veterinaria. Otra opción es crear un plan de ahorros para las condiciones médicas inesperadas de tu mascota. Atrás han quedado los días en que una mascota tenía que ser sacrificada debido a la incapacidad del dueño de costear el tratamiento. Tan pronto adoptes una nueva mascota considera adquirir un plan de seguro, mientras tu nueva mascota esté sana y sin condiciones médicas preexistentes, no te arrepentirás de haberlo hecho.

Ahora hablemos un poco. ¿Qué piensas sobre este tema?